lunes, 3 de marzo de 2014

Mi Rutina de Baño del Gato Persa

Erza
Miau a todos!

Hoy quería hacer una entrada que hace días que llevo planeando. Se trata de contaros un poco como baño a mi Erza y al peque Darcy y porqué.

Bueno, lo primero... los gatitos son muy muy limpios (aunque mi Erza come y se pringa entera, me indigno porque es blanca y se ensucia... se pega lametones para limpiarse pero lo empeora todo... me indigno, etc) ellos se limpian después de comer, de beber, después de ir a la arenita a hacer sus cosas, antes de dormir, después de dormir.... así que no hay que estar bañándoles todos los días, ni siquiera una vez en semana. Con bañarlos cada 20 o 25 días está bien... a menos que los veáis sucios y puerquetes.

Esto lo recomiendo para el gato casero que NO sale de casa, porque si vuestro gato sale y entra... o tenéis patio con arenita, ya es otro asunto. Saliendo se puede ensuciar más a menudo y la frecuencia del baño tiene que ser mayor. El baño se recomienda, aparte de para que estén limpitos... para ayudar con la muda del pelo muerto.

Lo que yo utilizo para el baño:
- palangana
- agua calentita
- gasas
- 2 toallas
- champú Pantene Pro V Purificante
- champú Pantene Pro V Volumen con Cuerpo
- peine con púas grandes y separadas
- cepillo
- secador

Lo primero es llenar la palangana hasta la mitad con agua calentita. Los gatos tienen una temperatura corporal superior a la de las personas, así que tan pronto como los mojas empiezan a tiritar... así que mejor agua calentita para que se sientan a gusto.

Erza soportando la
limpieza de carita.
Yo le lavo la carita mojando las gasas en el agua calentita (cuando sólo le lavo la cara uso suero fisiológico, pero en la hora del baño... le lavo la cara con el agua de la palangana porque si). Primero uso una gasa para un ojo, otra gasa para el otro ojo, una gasa para la nariz y una para cada oreja por dentro.

Con la gasa retiro las legañas con suavidad para no lastimar los ojitos (además suelen tener el detalle de cerrarlo, jajaja), restos de comida o mocos de la naricita (como son tan chatos meten la cara dentro del comedero/bebedero y acaban ensuciándose bastante), cera y suciedad de los oídos (sólo superficialmente, nunca hay que meter la gasa ni nada al interior del oído, podríamos lestimarlo, provocar una infección y/o estropear su audición).

IMPORTANTE: La sujeción de la carita es lo principal. El gato no va a querer que le toques la cara así hurgándole... pero tenemos que dejarle claro que se tiene que estar quietecito mientras dure la limpieza. El modo es fijando bien los dedos por debajo de la mandibula y detrás de la cabecita. No hay que hacer mucha fuerza, el gatito simplemente se esta quieto en esa postura.

Después de terminar con la cabecita de nuestro gatito persa, mojo poco a poco el cuerpecito, cogiendo con una mano al gatito y con la otra vertiendo el agua desde la parte de atrás de la cabecita hasta la punta de la cola.

Vuelvo a coger al gato en brazos (ahí tengo una de las toallas sobre los muslos para no mojarme mucho) y enjabono al gato completamente (menos la cara) con el champú Pantene Pro V Purificante primero.

¿Porque uso champú para personas?
Aquí hago una pausa para explicaros que cuando Erza se vino a vivir con nosotros compré un caro y maravilloso champú para gatos con avena y mil cosas más y cuando lavamos a la "boli" y la secamos quedó escuálida. El pelo apelmazado y triste. Sano, brillante y todo lo que tu quieras... pero parecía cutremente encogida mi gata. 
Así que investigué por internet y los ingredientes de los champús para gatos son prácticamente los mismos que los que usamos las personas... y además, nadie usaría un producto dañino para sí mismo, sus hijos y familia... así que tampoco es malo para tu mascota. Lo que pasa es que el marketing y toda la publicidad intenta venderte que es MEJOR usar en el gato champú para gatos, para el perro... champú para perros, etc 
Pero la verdad es que descubrí que muchas personas usaban champú para bebés como Nenuco, marcas como Pantene, etc desde hace bastante tiempo y están contentos con los resultados, mucho más contentos que con marcas de champú para gatos. Incluso leí de personas que añadían Fairy al champú para limpiar y desengrasar bien el pelo del gato. 
Yo no quería llegar hasta el punto de usar Fairy (no lo usaría en mi misma, así que tampoco lo usaría en mi Erza), pero si que necesitaba un champú que desengrasara bien. El que más recomendaban era Pantene Pro V Purificante. Lo usé y vardaderamente que veía la suciedad caer, literalmente, del pelo del gato en el baño. Pero tras secarle tenía el mismo efecto alicaído y apelmazado. 
Tras más investigaciones en los gatos persas usaban champú para realzar el volumen, para resaltar la belleza de su pelaje... y como ya estaba usando la marca Pantene Pro V y me iba bastante bien, decidí probar con esta marca también en lo referente champú para volumen. Así que os digo, USO champú normal de persona y me da maravillosos resultados en mis gatos persas.
Después de enjabonar con el champú purificante meto al gatito parcialmente en el agua de la palangana (las patitas de atrás y la barrigita, las patitas de delante las sostiene el en el borde de la palangana) y la enjuago poco a poco y con paciencia hasta que no queda restos de champú.

Esta parte es la que más pereza me da, porque tras ver lo limpia y enjuagada que queda Erza, lo que menos me apetece es enjabonar de nuevo... pero así es, enjabono de nuevo pero en esta ocasión con Pantene Pro V Volumen con Cuerpo.

Y nuevamente a enjuagar. (El agua de la palangana la cambio varias veces, cada vez que se llena completamente de espuma y/o suciedad, por eso necesito habitualmente un ayudante para hacer todo esto más rápido y que el gatito no pase mucho frío, sobre todo en invierno). En el vídeo podéis ver como Erza se deja bañar tan tranquilamente, le gusta el agua calentita. En esa ocasión usamos un vaso para enjuagarla más cómodamente. Se ve un poco mal porque está gravado con el móvil y la calidad no es muy buena.


Ya sólo queda secar a nuestro gatito. Nuevamente coloco una toalla sobre mis piernas y la segunda envolviendo al pequeñín que ahora es cuando parece que le entra el frío más grande del mundo. Primero froto bien por todas partes con la toalla y voy encendiendo el secador para que lo oiga de fondo y no se asuste después cuando lo acerquemos de pronto.

Después y con la colaboración de un ayudante que sostenga el secador a una distancia prudente para que no se nos queme el gatito voy secando y peinando poco a poco con un peine de púas anchas. Es el ideal para quitar los enredos más gordos y dejar que el aire calentito seque hasta la piel de nuestra mascota y no solo el pelo superficial.


Empiezo siempre y por comodidad de Erza y Darcy que se colocan en esa postura, con la cabecita bajo mi brazo y el culete hacia afuera. Le peino y seco la espalda, cuartos traseros y rabo. Luego cuando están más acostumbrados al ruido del secador y más agustito con el calorcito que les quita la tiritona... los giro secándoles las pata delanteras y el cuello-cabecita con cuidado. Y finalmente los coloco boca arriba (postura que odian, sobre todo Erza que no consiente que nadie le rasque/peine la barriga) peino y seco la barriguita.



Después de todo esto y para terminar doy un buen cepillado hacia delante y hacia detrás con el cepillo mientras el secador termina de quitar toda la humedad del pelaje.

La parte blandita la uso para la carita, al resto del cuerpo le doy con las púas normales.



¡Nuestro gato parece ahora una autentica bolita de pelo!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario ^^
Por favor no insultes... o Erza te matará!! En serio... XD

Lo más visto

SELECCIÓN DE RESEÑAS